“No se puede tapar el sol con un dedo, miles y miles de personas están hoy acá a pesar de las dificultades que tenemos para darle gracias”

Fueron las palabras de Pablo, hijo del Pastor Silvestri.
jj7

“Nació en esta ciudad de Rosario, desarrolló su misión, ayudó a los más humildes, construyó escuelas, centros de salud y un medio de comunicación –el Canal Luz– que llega a toda América” expresó su hijo Pablo Silvestri.

El pastor fundador de la Iglesia Evangélica Misionera Argentina, tenía 73 años.

Silvestri estuvo tres semanas internado en un sanatorio privado donde se le practicaron los distintos métodos convenidos en caso de infección por coronavirus.

Su esposa Mabel, también se infectó pero logró sobreponerse y hoy también estaba presente en el velatorio visiblemente conmovida.

j44