Los presos de Piñero se escaparon en changuitos de supermercado

piñero-1024x576

Dos internos se escaparon este lunes de la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero, ya que luego de haber recibido visitas durante la tarde no fueron hallados tras el recuento. Ambos habían participado hace dos años de la evasión de un minibús del Servicio Penitenciario (SP) en el kilómetro 3 de la autopista Rosario-Santa Fe.

A las 18, cuando terminó el horario de visita, los agentes del Servicio Penitenciario realizaron el recuento de los internos en el pabellón 13 del penal de Piñero, dominado por René Ungaro, alias El Brujo, uno de los presos más pesados de la provincia.

Los presos que faltaban eran del pabellón 13, el único que había tenido visitas, por lo que los agentes comenzaron a observar las 12 cámaras de seguridad que registraban el recorrido desde ese lugar donde habían entrado los visitantes.

Cuando las autoridades del Servicio Penitenciario vieron las imágenes entendieron cómo había sido la evasión. Fue simple. Las parejas de Peralta y D’Angelo entraron al penal con una gran cantidad de víveres.

Llevaban cajas con bidones para desinfectar y limpiar el pabellón. Para hacer más fácil el ingreso de estos bultos, que son requisados por personal penitenciario, llevan a la cárcel unos carritos que tienen ruedas para poder llevar la mercadería. Son un poco más grandes que los que se usan en los supermercados.

El registro de las cámaras reveló que Peralta y Carlos D’Angelo se escondieron en las cajas vacías que trasladaban estas mujeres cuando se iban del pabellón. 

Este lunes a la medianoche fue detenida en Alice al 5000 de Rosario la pareja de D’Angelo. También buscaban a la otra mujer, vinculada a Peralta. En la vivienda se secuestró un carrito con un canasto y en el interior prendas que serían de uno de los evadidos, según señalaron fuentes de la Agencia de Investigación Criminal. También se incautó el teléfono celular de la mujer.

Te puede interesar